VIP Olyslager, “Quiero seguir buscando esa preparación actoral”

Entrevista a:  Juan Pablo Olyslager

ImageNació en Guatemala en 1975, su pasión es la actuación, aunque no vive de eso.   Es una persona muy sensible, aunque en las películas no lo refleja, por que casi solo personajes de villano le ha tocado interpretar.

 ¿Cómo se describe usted, en su infancia?

Niño inquieto, me encantaba la naturaleza e ir Amatitlán con mi abuelo.  Tuve mucho contacto con animales, gente y naturaleza, lo cual me estimulaba por la hipersensibilidad que a veces tenía.

¿Cómo se consideraba en los estudios?

Estudié en un colegio en la ciudad. Fui muy irregular como estudiante!!. O bueno o malo, pero nunca mediocre. (risas) del año. (risas)

¿De pequeño nació su interés por la actuación?

Estudié en un colegio en el cual no inculcaban las artes.   La influencia en las artes de un centro de estudios es crucial en el desarrollo de cualquier persona.

Lamentablemente, en mi colegio no existía mayor énfasis en las artes.  De muy pequeño, miraba mucha televisión.  Veía caricaturas y series como He Man, Thundercats,  Los Magníficos, McGuiver, comedias como Blanco y Negro, Pipi Langstrump y películas como Mago de Oz, Mary Poppins, etc.  Allí surgió mi fascinación por contar historias y actuar.

¿Donde vivía en la capital o Amatitlán?

Todos los fines de semana religiosamente me iba Amatitlán, de viernes a domingo.

De niño, ¿Jugaba actuar?

Sí.  No es que jugara a actuar. De niño, simplemente encarnaba orgánicamente a  otra persona o animal.  También creaba a un personaje y mi medio eran los muñecos.  Le daba una vida y personalidad a mis juguetes.  Esto es bastante común en los niños, pero yo lo tenía muy desarrollado.

En la Universidad, ¿Qué carrera estudio?

Después de varios intentos fallidos en varias carreras y universidades, viajé a Estados Unidos a estudiar finanzas.  No tiene relación aparente con la industria, pero esta dualidad en ocupaciones tan opuestas son las que me han permitido seguir adelante en este ámbito.  Mi carrera universitaria también me dio la formación para desempeñarme como productor ejecutivo en algunos proyectos.

Actuación

Image

En este mundo empecé  de niño haciendo comerciales.  En la mayoría de ellos había que actuar, y esto me encantaba.  Más adelante, recibí clases de actuación con Herbeth Meneses, e hice  teatro para niños con Ana Maria Bravo.

También hice Teatro educativo.

Eventualmente, me entero que hay un casting para una película guatemalteca de Casa Comal, La Casa de Enfrente (2002), dirigida por Elías Jiménez.  Hice  el casting para el personaje de “Ángel” (lo personificó al final Maurice Echeverria), pero me vieron más en el papel de “Juan Ramos”, que era un papel inicialmente pequeño en la historia.  Luego de ser seleccionado para este proyecto, el guión sufrió importantes cambios en los cuales el papel de Juan creció considerablemente, a tal punto que hicimos la segunda parte,  la cual estelarizo. VIP La Otra Casa, es una de las películas guatemaltecas más vistas acá y en el extranjero.

De niño, ¿se veía actuando en una película como “La Casa de Enfrente”?

Image

Sí, me imaginaba actuando en películas.  Que se materializaran mis sueños fue la guinda en el pastel.  Estoy muy orgulloso de haber participado en “La Casa de Enfrente”, ya que esta película fue la que vino a quitar el silencio cinematográfico que hubo desde “El silencio de Neto”; pavimentó el camino para futuras producciones y cimentó al nuevo cine guatemalteco.

Desde el 2002 han ido incrementando casi que exponencialmente el número de producciones que se hacen en la región.

¿Qué nos cuenta de “La Casa de Enfrente”?

Es mi opera prima.  Primera incursión ya como actor de cine y debo resaltar que  mi preparación era teatral.

Cómo se diferencia actuar en cine y actuar en el teatro?

La organicidad de actuar en ambos medios tiene que ser la misma. Sin naturalidad y entrega es imposible incursionar satisfactoriamente en este medio.  Este es el común denominador. Sin embargo, el acercamiento de un actor a las tablas y a las cámaras es totalmente diferente aunque esto no sea palpable para la audiencia. Metafóricamente hablando, si actuar fuera como una intervención quirúrgica, actuar en teatro equivale a una cirugía con bisturí y actuar en cine equivale a una cirugía con láser.  Ambas disciplinas tienen sus retos y satisfacciones, pero actuar en cine requiere muchísima más precisión debido a los valores de planos.  En teatro uno tiene que ser más expresivo con los sentimientos, emociones, etc, ya que la audiencia en última fila tiene que poder verte al igual que la gente que está en primera fila.  En el cine, tu rostro en primeros planos, puede llegar a ser de  hasta 5 metros en la pantalla, por lo cual la sutileza es primordial.  La comunicación visual y los silencios reinan en el cine.

VIP La Otra Casa

Primera vez que entro a una cárcel.  Le llaman cárcel preventiva, pero de “preventivo” no tiene nada.  Por lo general, es más peligrosa una cárcel preventiva que una que no lo es.  En las cárceles “preventivas” hay una población de reclusos que entra y sale constantemente, hay una rotación continua de reos.   Por lo regular son personas que no han sido condenadas todavía, están esperando o pasando por juicio. Esta incertidumbre sobre el futuro en los reos crea una mayor inestabilidad.  También el tema de extorsiones de los reclusos antiguos a los más nuevos se vuelve tema de todos los días, creando un ambiente de mayor ansiedad y violencia.

En la película actuamos cinco actores profesionales dentro de la cárcel.   Todos los demás son reos.

Estuvo complicado, inicialmente nos daban dolores de cabeza y un estrés terrible. Al final del día, valió la pena el esfuerzo.

Dentro de la cárcel ves gente que ha cometido un sinnúmero de crímenes, pero supongo que también hay algunos que son inocentes y están presos injustamente. Conforme avanzó el rodaje, la convivencia se hizo menos compleja y terminamos satisfactoriamente la fase de producción luego de un mes y medio.

¿Como consiguen los permisos para grabar?

En VIP, necesitábamos dos permisos. Un permiso gubernamental, que acertadamente lo dio Alejandro Giammattei, Jefe de Presidios en ese entonces.  El apoyo del Dr. Giammattei fue crucial y estamos muy agradecidos con él, ya que sus predecesores nos negaron rotundamente el acceso a la cárcel.

El segundo permiso (y más complicado) a tramitar fue con los reos.  Recuerdo que los reos nos decían: “por qué nos convendría que ustedes reflejen con su historia lo que sucede acá adentro?.”  Les explicamos que la opinión pública hacia ellos iba a ser favorable (y así fue) puesto que muchos de ellos colaborarían frente y detrás de cámaras.  Una especie de rehabilitación ya que estarían trabajando en algo artístico y honesto. Inicialmente se puso tan candente el tema del permiso interno, que íbamos a botar el proyecto, pero finalmente logramos persuadirlos.

Conforme avanzó el proyecto, ellos estaban contentos, porque los sacamos de su “rutina diaria” en el tiempo que estuvimos allí. En condiciones normales, para los reos si es domingo, martes o jueves, es igual.   Con el proyecto me atrevo a decir que avivamos su espíritu en lo que duró el rodaje.

Interpretación de Juan,

El personaje tiene varias complejidades.  Traté de crear a un personaje el cual transmitiera una dualidad de emociones a la audiencia.  Este es un personaje que inicialmente genera rechazo y posiblemente odio, pero a la vez creo que genera empatía en sus momentos más obscuros.  El personaje de Juan evolucionó muchísimo desde la Casa de Enfrente.

¿Fue difícil la escena final con el personaje del cura?

Es una pregunta que me hacen muy a menudo.  No fue difícil ya que trabajé con un tremendo actor y profesional como lo es Roberto Díaz-Gomar.  Si estás sumergido en la escena y tu personaje, todo fluye más fácil por difícil que parezca la escena.  Hacer escenas de esta índole es parte del trabajo y de ser un profesional.

¿Difíciles las escenas de sexo en la película de VIP?

Definitivamente.  Desnudo total y absoluto.  La escena fue filmada en la habitación conyugal real de la cárcel.  Colchón real, sólo las sábanas las cambiaron. Había dos camarógrafos, un sonidista, el director y asistente de dirección.  Cinco personas en un cuarto de mínimas dimensiones, en adición a los actores. El ambiente era sofocante.  La escena fue complicada.

La audiencia al ver escenas sexuales, no se imagina lo que hay detrás, solo ven a la mujer y a un hombre según el caso.

315_91509490656_1500_nRecordemos que las películas se graban en fragmentos y hay múltiples cortes.  El producto final es la edición y unión de estos fragmentos, y al terminar se da la impresión de que hubo continuidad en la escena.  Las escenas sexuales siempre son molestas para los actores.

La actriz estaba muy nerviosa e incómoda, y esto puede ser contagioso. Al final, creo que la escena logró su objetivo de mostrar la distancia y discrepancias entre esta disfuncional pareja.

Preparación para el personaje de La bodega

La preparación para crear a “Tono” fue muy interesante ya que el personaje fue tomando vida propia en los ensayos.  Es atípico hacer muchos ensayos previos a una película por cuestiones de tiempo y presupuesto, pero en este caso el director Ray Figueroa terminó de escribir el guión en base a las sesiones de ensayo.  Esta creación simultánea de personaje y guión me pareció genial.

“La Bodega” es una película que tiene un diálogo social muy fuerte. Los diferentes estratos sociales se ven crudamente reflejados en la historia.  Se ven parcialmente algunas diferencias intelectuales y actitudinales que, en un sentido muy amplio, se pueden ver en los diferentes estratos sociales en Guatemala.

Fue una película muy compleja en todo sentido.  Se filmó en un 90% dentro de una bodega abandonada.  La falta de iluminación natural en el set retrasaba muchísimo el rodaje.  Luego de varias jornadas maratónicas, la obra quedó muy bien, y la bodega donde filmamos se convirtió en un personaje más de la historia.  Cabe mencionar que esta producción ganó un premio en un conocido festival de Nueva York.

Películas más recientes

6696_102649693471_2709013_nEl año pasado tuve el privilegio de actuar en dos producciones, una nacional y una centroamericana.  La nacional es la película que abrió el Festival Icaro del 2012, “Donde Nace el Sol”.  Es una película muy bella con una narrativa puramente indígena.  Rodamos esta producción en muchísimos lugares de Guatemala e interpreté al antagonista.  Mi personaje representa a don Pedro de Alvarado de todos los tiempos.  Esta película tendrá su recorrido por varios centros educativos del país.

La otra producción es la película centroamericana El Xendra.  Acá hago el papel de un científico obsesionado con sus teorías extraterrestres.  Es basada en relatos de Sixto Paz Wells y Ricahrd González.  Esta película fue filmada en varias locaciones en Honduras y El Salvador.  El elenco estaba conformado por actores de varios países de Centroamérica y Uruguay.  El lanzamiento en Blu-Ray y DVD está programado para mayo de  2013.

¿Se considera un galán?

No.  Ni siquiera lo he considerado. Me parece muy pretensioso y vacío este calificativo.

¿Qué hace llorar a Juan Pablo?

Tengo una sensibilidad muy fuerte desde niño por la flora y fauna.  Me quita el sueño ver lo que estamos haciendo con el planeta.  Otro tema delicado para mí, son los ancianos.

 

¿Qué le gusta leer?

Biografías, literatura espiritual pero no religiosa y de vez en cuando novelas.  En este momento estoy leyendo “On the Road” de Jack Kerouac.

¿Tiene religión?

Crecí siendo católico.  Ahora no tengo religión, pero la filosofía y creencias orientales son algo que me interesa desde hace unos años.

¿Qué podemos esperar de Juan Pablo Olyslager?

Quiero hacer un tipo de cine que haga reflexionar a la gente.  Películas o documentales que denuncien, que expresen lo que la sociedad está viviendo.  Me interesaría también estar en series.  Las producciones de series han subido en cantidad y calidad en los últimos años en Estados Unidos y Latinoamérica.

Si tuviera el dinero para hacer un aporte positivo a Guatemala, ¿que haría?

3 temas que me interesan son la niñez, los ancianos y la conservación.  Los niños son el futuro de Guatemala y es absolutamente alarmante ver que un alto porcentaje de ellos padecen de desnutrición crónica lo cual conlleva a irreversibles daños cerebrales y de desarrollo.

Los ancianos también merecen gozar de sus últimos años con dignidad y respeto, especialmente en las clases más necesitadas.

Me gustaría apoyar de alguna forma para que designen más áreas protegidas en este bello pero complicado país, y que el cuidado a estas áreas sea prioridad nacional.  Tenemos varios referentes de proyectos de conservación exitosos en países cercanos al nuestro.

Qué opina de la política en Guatemala?

En general, este país tiene una ideología política inexistente. Nuestra clase gobernante no tiene una línea política definida.  Aquí no hay derecha, centro o izquierda.  Es impactante ver que los políticos “bailan al son que les toquen” sin importarles la “ideología” del partido al cual están adheridos.   Izquierda, centro o derecha, les da exactamente igual.  Lo que quieren es pertenecer a una agrupación política con una fuerte cuota de poder para satisfacer sus ambiciones personales. El bien a la mayoría no pareciera ser el lema de nuestros políticos. Veo que mucha de esta gente viene de la iniciativa privada, y varios de ellos aprendieron a ser corruptos siendo empresarios. El gobierno se vuelve en una especie de Universidad con enfoque en corrupción.  Obviamente hay excepciones, pero la mayoría ve la política como un medio para enriquecerse rápido.

¿Como ciudadanos, podemos hacer un aporte?

Por supuesto que sí, debemos manifestarnos más, como se ve en varios países, sin miedo a represalias.  Los gobernantes son empleados del pueblo y tienen que escuchar y atender las necesidades del mismo.  Punto.   Estoy positivo en que las cosas pueden cambiar, pero no veo este cambio muy cerca.

Creo que también podemos hacer un aporte siendo personas con una actitud de cambio.  Nosotros mismos tenemos que hacer que las cosas sucedan, y no esperar a que sucedan solas.  No podemos permitir que el estatus que prevalezca.

.

“Quiero seguir buscando esa preparación actoral”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s