Siempre hay un personaje que te espera…

Entrevista al actor: José María Mantilla

10398863_66257548489_1319041_nInfancia
Tuve una infancia tranquila, en una ciudad de provincia, en México. Aunque fue un poco un estira y afloje, como decimos. No es que la pasara mal pero en muchos aspectos era un niño poco convencional y esto generaba, y me generaba, ciertos conflictos. Desde chiquito me gustaba el drama. Me decían “José el sufridor”… Ahí nomás. Pero siempre estuvo muy presente en mi niñez el arte: la música, el teatro, los libros… todo eso era, finalmente, una especie de refugio.

Estudios Universitarios ¿Qué estudio?
Hice la carrera de actuación en el Centro Universitario de Teatro, de la UNAM. Después tomé algunos cursos de especialización, también en el área de teatro, tanto en la Ciudad de Mexico como en Francia.

¿A que edad descubres que actuar es tu vocación?
Es como cuando descubres que te gusta el pastel de chocolate: desde el primer momento. No es algo que recuerdes. Es algo que, en mi caso, se dio de una manera natural. Nunca dudé de estudiar teatro. Fue mi primera opción en todo momento.

¿Qué opinión tuvo tu familia al respecto?
Siempre me apoyaron -y lo siguen haciendo- al 100%. Los hace feliz que haga lo que me hace feliz a mí.

¿Cómo se dan las oportunidades de ingresas a escuela/cursos de actuación/teatro?
Tuve la fortuna de estudiar en una de las mejores escuelas de actuación de Latinoamérica. Y la verdad es que mi ingreso fue muy fortuito, sobre todo considerando que no tenía mucha idea de en dónde me estaba metiendo. Mi hermano estudiaba en ese entonces la carrera de psicología en la UNAM y me conectó con gente que me recomendó la escuela. Debo confesar que estaban un poco escépticos porque el proceso de admisión era realmente duro y había muy pocos lugares. Es una especie de Juilliard mexicano. De más de 200 personas que hicimos el examen, fuimos admitidos 12. Y al final egresamos de la carrera sólo 7.

64308_445646683489_4814277_nNo sé por qué, pero no hice examen en ninguna otra escuela y nuca me pregunté demasiado qué haría si no era admitido. Afortunadamente no fue el caso. Los cursos de especialización los hice con maestros con los que me conecté en la escuela, como fue el caso de José Luis Ibañez. Y en Francia, se dio la oportunidad de venirme a radicar aquí desde hace tres años y pude tomar clases en el Centro Dramatique National, en Nancy Lorraine.

¿Cómo llega la oportunidad de actuar en teatro?
Trabajé en teatro desde que inicié la carrera. Desde el primer año ya estaba participando en puestas profesionales. Fui asistente, técnico, comparsa, actor… He podido vivir del teatro desde entonces. Por supuesto, mucho se lo debo a los contactos que pude crear en la Universidad. Y después, todo se va ligando. Suena a lugar común pero la constancia y el trabajo es lo más importante. Para mí, el teatro significa un modo de vida. No puedo comunicarme de otra forma, ni vivir, ni alimentarme (en todos los aspectos) de otra cosa.

Proyectos de teatro
Han sido ya muchos. De alguna manera, tus proyectos más recientes son lo que tienes más en mente y piensas que más te han aportado. Aunque finalmente todo es una suma de lo que has hecho. Es como si te estuvieras preparando siempre para el papel o la obra que te espera.

Te menciono los más recientes: Terminé temporada, hace un par de meses, como director y productor de El chico de la última fila, en la Ciudad de México. Gran experiencia y aprendizaje. Y el año pasado, aquí en Francia, participé como actor en la obra de teatro Léonie est en avance de Georges Feydeau. Ha sido todo un reto actuar en francés.

228500_10151126859153490_1999765484_n¿Qué personajes has interpretado en teatro que han sido un escalón?
El Arcipreste de Hita fue un personaje que interpreté dentro de mi puesta en escena de titulación. Dimos más de 100 funciones por todo el país (México). Era el protagónico y bailaba y cantaba y nos divertíamos como locos. Le tengo un cariño especial. Puedo decir que fue mi primer trabajo profesional.

También le tengo mucho aprecio a un personaje que se llama Néptolemo, de la obra Filoctetes, de Sófocles, aunque esta versión estaba adaptada por Fernando Savater. Una directora española viajó a la ciudad de México y tuvimos un proceso intenso y muy fructífero. Me gustó mucho el resultado. Y tengo una admiración especial por Savater, quien estuvo en el estreno.

¿Cómo llega la oportunidad de cine? 
Tampoco he hecho demasiado cine. Curiosamente es en Francia donde he realizado más cine con el Institut européen de cinéma et d’audiovisuel. Ahí coincidí para un trabajo con un grupo de jóvenes cineasta con los que hicimos buena mancuerna y con quien participé en otro proyecto con el que ganamos dos premios en un festival de cortos en la región de Lorraine. Eso nos impulsó a hacer otro más que justo en estos momentos está por terminar de producirse. Y ahora estoy por hacer otro cortometraje con otro equipo de trabajo. La experiencia ha sido invaluable. Tanto el hecho de hacer cine como el de aprender nuevas cosas, desde el aspecto de la interpretación hasta las cuestiones técnicas y la forma de trabajar. Actuar en otro idioma ha sido una de las experiencias más enriquecedoras.

Proyectos a futuro
Un cortometraje en Francia, que se llama Hero. Continuaré con la puesta en escena El chico de la última fila, en el Teatro Benito Juárez, de la ciudad de México. Estoy preparando un proyecto de teatro de una obra del poeta Miguel N. Lira para el próximo año, así como un monólogo.

¿Cómo actor has realizado algún desnudo?
En una ocasión, hice un desnudo completo en un ejercicio de actuación de la carrera, abierto a todo público. No puedo decir que me entusiasme la idea, pero si vale la pena hacerlo para algún otro proyecto, ¿por qué no?

¿Cómo te defines en tu personalidad?
Puedo ser alguien muy fácil de tratar. En el trabajo, tanto como actor, como director, intento ser respetuoso y tranquilo. Aunque a veces, el estrés gana. Me gusta tomarme el trabajo en serio. Me molesta cuando los que tengo alrededor no lo hacen.

11049656_10153223150508490_3370051193154442362_n¿Cómo defines tu carácter?
Soy algo complicado. Muy apasionado, clavado y sobre todo terco. Esto último, mucho. Lo cual tiene sus ventajas y desventajas.

¿Qué te molesta/enoja?
La injustica. También me molesta mucho la hipocresía. Esta doble moral -tan de moda en nuestros tiempos y en nuestro medio- en donde aparentemente todo mundo se preocupa por todo y todos, y se juzga superficialmente a diestra y siniestra (las redes sociales contribuyen mucho, también); pero por otro lado en el día a día ves que la gente se preocupa en realidad solo por su bienestar y demuestra un gran egoísmo y una gran inconsistencia entre lo que dice y lo que hace. Soy de los que piensa que calladito se ve uno más bonito.

¿Qué te hace llorar?
Muchas cosas, soy muy chillón.

¿Qué tipo de lectura te gusta?
Sí, me gusta. Últimamente leo sólo lo que realmente me atrapa. Antes no podía dejar un libro a medias o leía solo lo que era “correcto” leer para una gente de teatro. Ahora leo más de todo, pero puedo leer diez páginas y si no me late paso al siguiente libro. Disfruto mucho los clásicos rusos como Dostoyevsky, Chejov o Tolstoi. Pero tampoco es que haya leído todo de ellos.
Recientemente he leído mucho de Amélie Nothomb, una autora belga que me ha acompañado mucho en los años que llevo en Francia.

De todos los actores con los cuales has compartido escena, ¿a quien le guardas un gran recuerdo?
Como director, le tengo mucho cariño al trabajo que hice con José Elías Moreno, en La muerte de un viajante, de Arthur 1924103_30718043489_9898_nMiller. Se trató de un proyecto “enorme”, en todos los aspectos. Le dieron un premio como mejor actor del año, por parte de una asociación de críticos, por ese trabajo. José Elías es un actor muy generoso y talentoso. Fue un privilegio coincidir con él.

Del medio artístico, ¿quienes son tus mejores amigos?
Hay muchas personas que estimo. Más que decir nombres, te puedo decir que mis mejores amigos en la vida, son gente de teatro. De alguna manera se vuelve tu familia.

¿En que cree José María Mantilla?
En el arte

¿Quién es José María Mantilla?
Una persona que no sabe muy bien cómo definirse a sí mismo…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s