Tu peor enemigo eres tu mismo.

Entrevista a: Mauro Grosso

11110207_10205615837491676_9157545127347454043_nInfancia
La describiría como traumática, solitaria y tal vez incompleta. Me cuesta decir que fue feliz porque siento que no lo fue. Fue una etapa de mi vida que no supe resolver o entender por mucho tiempo, y creo que aun no lo hecho del todo.

En esa etapa, ¿fue difícil afrontar el rechazo? Rechazo es la palabra clave que resume mi infancia. Desde muy pequeño intente expresarme y mostrarme como soy. Pero al ser diferente al común de los niños, mi personalidad (o mis intentos de formar una), no fue bien recibida.
Fui un niño que no le gustaba diferenciar entre los géneros. Si me gustaba una prenda femenina la usaba.
En plena década de los 80s, donde todo era válido, me gustaba crearme mi propia ropa y accesorios. Pero mis compañeros del colegio solo me veían como un payaso, y desde muy pequeñito ya me llamaban “puto” o “maricón”, como respuesta a mi imagen. Incluso mis profesores me retaban y decían que era mi culpa que mis compañeros se burlaran de mí por provocarlos con mi aspecto y mi forma de ser.

Sufriste de bullying, ¿en que aspectos te marco este mal de la sociedad?
Me marco mucho, porque reprimió desde muy pequeño un impulso que siempre tuve a la libertad de expresión, de arte, de vida, de ser uno mismo. Pero al ser constantemente maltratado cuando intentaba manifestar esos impulsos, aprendí que lo que yo era estaba mal, que debía reprimir eso que sentía, que no pasaba solo por ser gay, sino por un deseo por jugar con lo diferente, con sobrepasar los límites de lo que desde chico te enseñan es blanco o negro. Pero lamentablemente el bullying que recibía en el ámbito escolar logró que me cerrara y me volviera un chico muy introvertido y solitario, por lo menos hasta entrados mis años en la universidad.

¿En que aspectos eran notoria la baja autoestima?
Mi autoestima fue decayendo con el paso de los años y llegó al suelo especialmente en mi adolescencia, cuando buscaba formas de afear mi imagen cada vez más y alienarme del resto. Perdí la capacidad de amor propio. No toleraba verme en el espejo y si veía una fotografía donde aparecía, la destruía. Comencé a generarme traumas, como cantar o hablar en público. Me volví muy tímido, me alimentaba mal, tuve una etapa en la que fui bulímico, no cuidaba mi cuerpo. Incluso llegué a autoflagelarme.

10636195_10204715972435612_4081806004751868120_n¿Qué opinión tuvo tu familia al respecto?
Mi familia nunca supo nada de lo que sucedía. Ir al colegio era cada día una tortura porque sabía que desde el momento que pisaba un pie en la entrada del edificio ya comenzaría a recibir insultos y golpes hasta que terminara el día. Pero cuando todo tu entorno te hacia creer que ser “puto” estaba mal, ¿cómo podía contarles a mis padres lo que me sucedía en el colegio? Era darles una razón para decepcionarse de mí y tenerlos también en mi contra. En mi cabeza creía que no lo entenderían y buscarían formas para cambiarme o simplemente me herirían más. Más tarde en mi vida me probarían lo contrario.

¿Qué estudiaste en la universidad?
La universidad fue el primer paso que me hizo comenzar a salir de esa cárcel emocional. La posibilidad de encontrar ambientes donde haya gente diferente con la que me pueda entender y relacionar comenzó a abrir mis horizontes. Estudié varias carreras al mismo tiempo mientras a la vez trabajaba. Me hacía muy bien estar ocupado y era una forma de sentir que hacía valer el tiempo y recuperar los años que había malgastado en el pasado. Estudié realización audiovisual, literatura, traducción de inglés y portugués.

Pasando a otro ámbito, ¿Fue difícil aceptar tu sexualidad?
Sí y no. Nunca intenté engañarme de ser algo que no soy. Siempre acepté que soy gay y tuve conciencia de ello desde muy pequeño. El problema siempre fue compartir mi sexualidad con el resto por medio al rechazo que me inculcaron desde la infancia.

947228_10200803614869118_1221035627_n¿Cómo llega la oportunidad de ser tripulante de cabina para Qatar?
Mis primeros años de estudio y trabajo fueron sólo un periodo de descubrimiento y de apertura al mundo, pero todavía no le había dado en la tecla a lo que realmente quería hacer profesionalmente.
Pase varios años trabajando en una oficina como traductor, y a pesar de ser una profesión muy enriquecedora a nivel intelectual, es muy solitaria y recluida, y a mí no me servía. Sabía que necesitaba cambiar urgente si no era feliz haciendo eso. Entonces me entero de una entrevista que realizaría Qatar Airways en Buenos Aires buscando tripulantes de cabina de pasajeros. Sin saber muy bien de qué se trataba el trabajo, decidí presentarme de todas formas ya que, al fin y al cabo, era una posibilidad de cambio, y además la experiencia de vivir en otro país. De 300 personas fuimos seleccionados 10. Muy a pesar de mi inseguridad y miedos, decidí que debía aceptarlo. Por dentro sabía que ese sería mi escape definitivo, la puerta que estaba buscando.

Emocionalmente, ¿Cómo empiezas este nuevo camino?
Desde el comienzo fue un proceso muy alegre y motivador. De ser extremadamente introvertido y con miedo a verme expuesto frente a la gente, pasé a trabajar en un ambiente donde conocería individuos de múltiples nacionalidades y acentos, por lo cual debía expresarme en diferentes idiomas y adaptarme a las diferencias culturales. Debía además realizar anuncios frente a más de 300 pasajeros, realizar demostraciones de seguridad, servirlos y atenderlos. Todo esto aumentó enormemente la confianza en mí mismo y el nivel de autoestima. Fue así que comencé un viaje de autoexploración, en todos los ámbitos posibles. El objetivo era destruir esa carcaza de odio que me había armado alrededor mío y que no me dejaba vivir y transformarla en amor, amor propio y hacia las cosas simples de la vida.

¿Cómo fue tu vida en el Medio Oriente?
A pesar de ser una cultura muy diferente con políticas muy represivas, mi experiencia allí fue muy enriquecedora, porque conocí personas maravillosas que hoy en día son mi familia. Considero que vivir en un contexto tan distinto al que uno está acostumbrado es una oportunidad de abrir la cabeza, aprender a ser tolerante y entender que la paz se consigue aceptando las diferencias y negociando, en vez de adoptar una postura de odio y hostilidad a lo desconocido. La sociedad te inserta ciertos prejuicios xenofóbicos y uno los repite, “los musulmanes son terroristas”. “los gitanos son ladrones”, etc., pero son grandes mentiras basadas en la ignorancia.

¿Cómo empiezas a evolucionar en los aspectos emocionales y físicos?
Paradójicamente, Qatar, un país donde la libertad de expresión y de ser uno mismo es muy cuestionable, fue mi llave para conseguir exactamente eso. Comencé a quererme a mí mismo, a vestirme como se me antojara, a decir lo que pensaba. Empecé a entrenar y cuidar mi cuerpo. Tuve muchas historias de amor con chicos maravillosos. El problema antes habría sido no creerme digno para cierto hombre o ciertos lujos, pero cuando aprendes a quererte y a entender que tu te mereces todo y eres capaz de todo, luego empiezas a ver pequeños “milagros” a tu alrededor, todo se empieza a dar y el primer paso es desbloquear esos pensamientos derrotistas de tu cabeza. En Argentina nunca lo había conseguido, a pesar de ser un país mucho más desarrollado en concepto de derechos humanos.

¿En que países estuviste en este viaje?
Conocí 69 países en tan solo 3 años, mayormente de Europa, Asia y África.

1005736_10201046026049246_1022051369_n¿Nos podrías compartir algunas experiencias que te marcaron en este viaje de tres años?
Una de las experiencias que más me marcaron fue conocer países con pobreza extrema como Bangladesh, Nepal o Sri Lanka. En estos lugares conocí gente que a pesar de vivir con las condiciones mínimas de subsistencia, te abre la puerta a su casa y comparte contigo lo poco que tiene. Esto me hacía entender que uno pierde el tiempo quejándose por tonterías materiales y cotidianas, cuando en realidad lo que tienes te alcanza y te sobra.

¿Cómo se dan las oportunidades de ingresar a la escuela/cursos de pole dance y modelaje?
Hoy en día Pole Dance es muy popular en Argentina y aceptado casi como un deporte más. Ya no se lo asocia a una actividad de stripper como en el pasado. Es muy fácil comenzar un curso de principiante, sin importar tu edad o físico. Solo debes querer hacerlo y ponerle mucha dedicación. Es una actividad muy demandante físicamente pero también muy motivante cuando vez los resultados. Al regresar a vivir a Argentina comencé Pole Dance inmediatamente y me apasionó.

¿Cómo modelo has realizado algún desnudo artístico o realizarías alguno?
Sí, realicé desnudos para fotografías y para pintura. La decisión de hacerlo fue exclusivamente para continuar este proceso de quererme a mí mismo y aceptar mi cuerpo como es, y a la vez perder el pudor. No me creo un modelo ni nada por el estilo. Es algo terapéutico. Pensar que años atrás no podía ni quitarme la camiseta en la playa por vergüenza y desprecio a mi cuerpo.

¿Cómo te inicias en el maquillaje de Drag Queen?
Siempre me llamó mucho la atención el maquillaje como expresión artística en ámbitos varios. Al estudiar cine me acerqué un poco a ello, pero nunca lo apliqué en mí mismo. El maquillaje Drag Queen es maravilloso porque te permite crear cualquier tipo de personaje y darle los aspectos que desees. Todo es posible y con imaginación se logran efectos buenísimos. Además, una cuestión que me quedaba pendiente desde la infancia que no pude desarrollar, era jugar con los sexos y los géneros, y está es una forma de sentir que finalmente lo puedo hacer. Es hacer las paces con ese niño del pasado que no pudo hacer lo que sentía.

¿Qué te ha impulsado a dedicarte a esta profesión?
Aún no considero ser Drag Queen como una profesión. Es solo un hobby, que al igual que tomarme fotografías, me permite expresarme y liberarme cada vez más de las propias represiones. Al componer un personaje uno se permite ser y hacer lo que quiera. Puedes hacer realidad deseos inconscientes que el yo normal no se atreve a hacer. Pero todo eso es parte de ti, esta ahí adentro, es solo cuestión de encontrar los canales para poder sacarlo a la realidad.

Talento o esfuerzo. ¿Qué consideras que tiene más importancia?
Es una buena pregunta. Creo que el esfuerzo te permite conseguir casi cualquier cosa y a pesar de no ser el más talentoso en algún campo puedes llegar lejos si realmente lo deseas y das lo mejor de ti. El talento innato es algo increíble para el que lo sabe canalizar, pero tanto el talento como el esfuerzo, creo que van de la mano. Puedes ser muy talentoso pero si no aplicas un mínimo de esfuerzo en darle forma entonces jamás se lo podrá valorar. Y de la misma forma con esfuerzo se puede construir un talento.

11390372_10206067630546220_6606779080894971506_n¿Qué es lo más complejo y qué lo más placentero de tu vida?
Como tripulante de cabina, lo más placentero es sin duda vivir fuera de una rutina. Cada día es un día distinto, trabajas con gente distinta, te encuentras en una ciudad distinta. Me motiva mucho no saber que deparará el día siguiente. Es una aventura constante y eso te da vida, te mantiene joven y libre. Lo más complejo es que al mismo tiempo que te encuentras en constante movimiento, esto hace que te pierdas de muchos acontecimientos importantes en la vida de tu seres queridos. El estilo de vida te obliga a desapegarte bastante de tu familia y tu amigos. Por ejemplo, debido a mi plan de vuelo me perdí del nacimiento de mi hermana pequeña y el velorio de un amigo muy cercano que falleció de repente. Cuando vives estos acontecimientos desde la distancia es muy triste y a veces desesperante.

Siempre existe ese alguien que nos inspira a recorrer el camino…
Admiro a dos personas que me enseñaron a vivir la vida de esta forma, donde se aprende a disfrutar el momento, el hoy, te encuentres donde te encuentres, sin pensar en el futuro ni en el pasado. Ellos son tripulantes de cabina también y fueron mi pareja en el pasado. Hoy en día son mis mejores amigos y mantengo un vínculo muy fuerte de familia.

¿Cómo te visualizas en el futuro?
Como mencioné antes, trato de no pensar demasiado en el futuro. No le encuentro el sentido. Planificar demasiado puede ser muy frustrante porque después la realidad te lleva a caminos diferentes a los esperados. Considero que se es más feliz viviendo el día a día y disfrutando de la realidad que te rodea en el ahora. Muchas veces, enfocados en lo que haremos mañana, nos olvidamos de vivir lo que esta ocurriendo en el presente. Nos perdemos la vida en frente de nuestros ojos.

¿Qué consejos darías a los lectores de este blog, que no han podido aceptarse al 100% en cualquier aspecto?
Aceptarse y quererse puede parecer muy difícil y capaz sea una práctica de toda la vida. Pero estoy convencido de que es el primer paso para conseguir cualquier cosa y depende de uno seguir ese camino. Si nos quedamos escuchando lo que dicen los demás sobre lo que debemos hacer o ser nosotros, entonces estamos destinados a la frustración. Hay que comenzar por mimarse, realizar pequeñas actividades o deseos que te hacen bien y, de a poco, ir animándose a más, por más miedo que genere, hay que forzarse a hacerlo, superar traumas, y luego cuando lo has conseguido te sientes mucho mejor y más fuerte. Tu peor enemigo eres tu mismo. Debemos vencer la propia reprobación y barreras que nos ponemos constantemente.
11889657_10206705719858054_1344890443057606410_nEs un desafío constante pero que con el tiempo va siendo cada vez más fácil, hasta que llega un punto donde te encuentras sorprendido de ti mismo, por los objetivos que has alcanzado, que jamás te hubieras imaginado posibles.
La clave es el amor propio.

Proyectos a futuro
A corto plazo, me gustaría continuar entrenando con Pole Dance para poder en algún momento fusionarlo con la estética drag y capaz surja algo interesante. A mediano plazo, continúo pensando en viajes que gracias a mi maravilloso trabajo son accesibles y fáciles de organizar de un día para el otro. Viajar es uno de los mayores placeres de mi vida y nunca hay límite. Me llena de vida. A largo plazo, nada. Solo un deseo de salud, amor y mejorar cada vez más en lo que hago y como persona.

¿Cómo te defines en tu personalidad?
No soy fácil, especialmente conmigo mismo, porque puedo ser muy indeciso y dubitativo y son características que no me agradan. Pero trato de regularlo. Soy autoexigente, a veces obsesivo y no paro hasta que no consigo lo que quiero. Soy muy sensible. Me resulta muy fácil ponerme en el lugar del otro entonces me afecta mucho su estado de ánimo y lo comparto. Me considero tímido aunque mis amigos dicen que no lo parezco y que soy muy sociable. Me gusta escuchar al otro, respetarlo y entenderlo. Soy afectuoso y alegre con mis seres queridos.

¿Qué te molesta/enoja?
La falta de humildad, la falta de respeto al otro, la falta de tolerancia, no hacer un esfuerzo por entender a los demás, el odio como respuesta a lo diferente, la soberbia que se lleva al mundo por delante.

¿Qué te hace llorar?
Me emociono con cosas simples. La mayoría de las veces de felicidad. A veces me encuentro llorando con alguna canción que me recuerda a un acontecimiento lindo del pasado o que asocio con una persona que quiero. Soy un poco nostálgico.

11049116_10206463260596724_8920098097495062709_n¿Qué tipo de lectura te gusta?
Me gusta leer. El realismo mágico es uno de mis géneros favoritos. Soy un gran admirador de Gabriel García Márquez. Leer una de sus novelas es apasionante. Logra hacerte sentir tantas emociones. Es muy sensible con las cosas simples de la vida, y por ello es fácil entenderlo y sentirse inmediatamente inmerso en el mundo que te presenta.

Pasatiempo favorito
Escuchar música. Todo lo que hago, lo hago con música de fondo, y si no hay música, canto. Trato de vivir la vida como si fuera un constante musical.

¿En que cree Mauro Grosso?
No creo en Dios. Siempre me pareció peligroso depender de un ser externo para justificar tus acciones. Pero si creo en el amor. Esa es la mayor fuerza que hay y viene de uno mismo. Amor propio, hacia los demás y hacia la vida.

¿Quién es Mauro Grosso?
Todavía no lo sé, porque parte de él sigue escondida, pero me gusta que sea así, porque es un desafío y, además, divertido encontrar cada vez nuevas facetas que permiten reinventarte, descubrirte y acercarte a tus verdaderos deseos.

Advertisements

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s